Inicio / Tecnología / “La transformación del puesto de trabajo permite a las organizaciones sacar lo mejor de sí mismas”

“La transformación del puesto de trabajo permite a las organizaciones sacar lo mejor de sí mismas”

En pleno ciclón digital el puesto de trabajo debe adaptarse a las nuevas exigencias del negocio y también a las nuevas fuerzas laborales. Las empresas deben diseñar una hoja de ruta, transformadora de este entorno, que además de aumentar la productividad, el concepto más evidente, mejore la creatividad de las empresas, la colaboración y la flexibilidad. Una hoja de ruta en la que la tecnología debe servir de medio para llevarla a buen fin. Microsoft, a través de lo que ha denominado “Modern workplace”, está embarcado en ayudar a las empresas a avanzar en este camino.

Colaboración, flexibilidad y seguridad. Ese es el trío en el que se apalanca la estrategia de Microsoft en torno al nuevo puesto de trabajo. “Queremos acercar a todas las empresas, ya sean grandes, pequeñas o medianas, una nueva cultura de trabajo, ese puesto de trabajo del futuro”, arranca Miguel Ángel Cervera, director del grupo de negocio de Modern Workplace en Microsoft Ibérica.

Microsoft pone en manos de las compañías distintas herramientas para que los empleados puedan colaborar, compartir y comunicarse desde cualquier lugar, trasladando la oficina allá donde se encuentren. Unas herramientas, disponibles desde cualquier dispositivo y desde cualquier plataforma; y accediendo a ellas, en todo momento, con una completa seguridad. “A través del uso de soluciones, tanto de software como de hardware, la digitalización no solo aumenta la productividad de los empleados, haciendo más competitivas a las empresas, sino que sienta las bases para esa nueva forma de trabajar”, explica.

Una transformación obligatoria

En tan solo dos años, el 50 % de los trabajadores en el mundo lo hará de forma móvil y en 2025 el 75 % de empleados será millennials. Dos datos que deben conducir a que las empresas tomen conciencia de que deben afrontar, sí o sí, su transformación digital. “Deben hacerlo cuando antes y ser atractivas para la nueva generación de talentos que se incorporarán al mercado laboral”, alerta. “Tienen que aprovecharse de todas las ventajas que la digitalización aporta en el trabajo y brindar a sus empleados las herramientas necesarias para que puedan ofrecer a la empresa todo su potencial y preparación. Solo así van a garantizar su competitividad en un mercado cada vez más exigente”, explica.

No es tarea fácil. “Hay que superar la resistencia al cambio que tienen muchos decisores y trabajadores de las empresas españolas”, reconoce. “Ya no nos comunicamos de la misma forma, hemos cambiado el modo de informarnos y consumir; lo que se ve reflejado en el mundo empresarial”. Por tanto, los empleados no sólo deben adoptar las nuevas herramientas sino “hacer suya una nueva filosofía de trabajo”. Cervera insiste en que la digitalización alarga las fronteras de la movilidad, la colaboración y la productividad que hasta hace unos años parecían impensables. “La transformación del puesto de trabajo permite a las organizaciones sacar lo mejor de sí mismas, buscar nuevas sinergias internas, atraer y aprovechar talento, aumentar la productividad y un largo etcétera impulsado por una tecnología que habilita nuevos escenarios más flexibles y competitivos”.

Otro factor que no se puede obviar es el miedo a la inversión necesaria para afrontar esta transformación digital, “sobre todo de cara a las pequeñas empresas, cuyos márgenes de beneficio y volumen de negocio pueden ser menores”, reconoce.

Hoja de ruta en Microsoft

La tecnología forma parte de la hoja de ruta de la transformación digital. Cervera puntualiza que es el medio, no el fin. “Actúa como habilitadora de nuevos escenarios de trabajo, pero el objetivo y la hoja de ruta lo marcan la actividad de la empresa y su visión de futuro”.

La marca cuenta con Microsoft 365 como una de sus principales puntas de lanza de su propuesta tecnológica en este entorno. “Independientemente de su tamaño, cualquier empresa puede acceder a todo lo que necesita para acometer este proceso y perder el miedo a comenzarlo”. Para adaptarse a las necesidades de cada tipo de empresa, la marca cuenta con dos modalidades: Microsoft 365 Enterprise y Microsoft 365 Business. “Es posible elegir la solución que mejor se adapte a sus necesidades, sin tener que realizar una gran inversión y pagar solo por aquello que realmente necesite de un modo totalmente flexible”.

Lógicamente, el dispositivo forma parte de esta ruta. Cervera recuerda que la familia Surface permite a las empresas sacar todo el partido posible a Windows 10 y Office 365, “con herramientas como Surface Pen, que facilita la escritura con tinta electrónica, o el asistente personal digital Cortana, capaz de aplicar inteligencia artificial a los proyectos con el fin de facilitar y fomentar la creatividad”. Recientemente la marca ha presentado Surface Pro con LTE Advanced que da un paso más, no solo en este modelo de flexibilidad, sino potenciando el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad. “Unido al uso de Microsoft 365 permite romper cualquier atadura con un espacio físico concreto y los trabajadores pueden desarrollar su tarea y colaborar desde cualquier lugar; lo que reduce el número de desplazamientos e, incluso, evita acudir a la oficina a diario. De ese modo podemos luchar contra un problema que tiene cada vez más impacto sobre las grandes ciudades y la salud de sus habitantes”.

La inteligencia artificial, pieza en la transformación

A juicio de Microsoft, la inteligencia artificial es un gran aliado para los empleados: les permite delegar tareas rutinarias y automatizables, lo que concede más tiempo al trabajo productivo.

Entre sus usos, destaca la nueva aplicación incorporada en PowerPoint que permite traducir en tiempo real el contenido hablado de un ponente. “Las pymes ya no tendrán problemas a la hora de ir a presentar sus propuestas a cualquier otro país. La lengua deja de ser una barrera y la tecnología, una vez más, abre nuevas oportunidades de negocio”, explica Miguel Ángel Cervera. Otra funcionalidad, también integrada en Power Point, es el “Inicio rápido”, que permite realizar presentaciones de cualquier tema de un modo mucho más rápido y sencillo. Solo es necesario iniciar el asistente e indicarle en qué tema va a centrarse la presentación para que proponga un esquema base en relación al mismo; lo que ahorra horas de trabajo. “Nos hemos comprometido a hacer de Microsoft 365 la plataforma de productividad más inteligente del planeta”, explica. “Seguiremos invirtiendo en la creación de herramientas que aprovechen de forma inteligente y proactiva la inteligencia artificial”.

Panorama en España

Según el último informe de la Cámara de Comercio España sobre Competitividad Empresarial y Sociedad de la Información, desde 2014 la digitalización en las empresas españolas ha mejorado de manera gradual, acentuándose durante 2017. Cervera reconoce que aunque las grandes empresas son las que antes tomaron consciencia de las oportunidades de la transformación digital, “cada vez un mayor número de pequeñas y medianas empresas, que no quieren quedarse atrás, están abordando su propia transformación digital”.

El responsable de Microsoft asegura que la mayoría de los sectores del tejido productivo español han sido impactados por este proceso transformacional. “Sectores como el sanitario, el financiero, las telecomunicaciones, el deporte, la alimentación, la industria o el retail ya están aprovechando las oportunidades que la era digital es capaz de ofrecer”, relata. “Modern Workplace no es futuro, sino presente”.

Según el último estudio de Microsoft realizado a 20.200 empleados que desarrollan su trabajo en pymes y grandes empresas en Europa (una muestra recogida en 21 países), en España, la tecnología tiene el potencial de casi duplicar el número de empleados altamente productivos, pasando de un 13,7 % en compañías que carecen de una gran “cultura digital” a un 23,2 % en las que sí cuentan con ella. “Mes tras mes, vemos cómo nuevas empresas apuestan por abrazar esa cultura digital, aprovechándose de todos los beneficios que esta supone”, insiste. “En 2018 veremos cómo nuevas compañías se unen a esta transformación”.