Inicio Software Las pulseras inteligentes sustituyen a las de «todo incluido»

Las pulseras inteligentes sustituyen a las de «todo incluido»

0
1108

Las pulseras inteligentes llegan a los hoteles y restaurantes, han aparecido con la pretensión de hacer desaparecer a sus precursoras de plástico, tela o papel con las que teníamos acceso a todo tipo de servicios.

Gracias a la tecnología wearable, a las pulseras inteligentes Smart VIB (very important bracelet) y las pantallas táctiles que se encuentran distribuidas en Ushuaïa Ibiza Beach Hotel y Hard Rock Hotel Ibiza, los clientes podrán acceder a todos los servicios de ambos establecimientos. Estos dispositivos inteligentes, ideados por Palladium Hotel Group, sustituyen al sistema biométrico ‘Pay Touch’ y permiten a los clientes desenvolverse por el hotel sin necesidad de nada más que su brazalete. Con él, los huéspedes pueden acceder a las instalaciones y habitaciones sin necesidad de tarjetas ni llaves, o realizar pagos sin dinero, lo que supone una auténtica revolución en la experiencia hotelera. Permiten, además, un servicio personalizado ya que pueden configurarse en función de los gustos del cliente, ofreciéndole servicios a medida que mejoren su estancia, además de garantizar en todo momento la protección de la información. Para la seguridad de los más pequeños, las Smart VIB Kids limitan su acceso a Facebook y Twitter, para el que deben contar con la supervisión de un adulto. Con ellas, los más pequeños tendrán acceso a  refrescos y helados.

Además, Palladium Hotel Group ha instalado varias pantallas multitáctiles en las que el usuario puede interactuar con su pulsera Smart VIB.  Con estos tótems se le facilita al huésped el acceso a sus redes sociales, en las que podrá compartir sus vivencias en los hoteles o colgar sus últimas fotografías, así como la posibilidad de acceder a servicios exclusivos del hotel como el Spa o los masajes incluidos en algunos packs de experiencias. También podrán encontrar información acerca del hotel y su dinámico cartel de eventos, para disfrutar unas vacaciones llenas de música.