Inicio / Seguridad / Acuerdo global entre BMW y Schneider Electric para las infraestructuras de recarga del i3 y del i8

Acuerdo global entre BMW y Schneider Electric para las infraestructuras de recarga del i3 y del i8

Schneider Electric y BMW, han comenzado en España el desarrollo del acuerdo global de colaboración sobre movilidad eléctrica que las dos compañías alcanzaron durante 2013.

Schneider Electric ha diseñado en exclusiva para BMW un Wallbox de avanzadas prestaciones pensado para el ámbito residencial que permitirá a todo aquél que adquiera un BMW i3 o un BMW i8 recargar de forma segura y rápida su vehículo en casa o en la oficina.  El BMW i3 es el primer vehículo eléctrico que llega al mercado pensado desde un inicio para poder ser recargado en casa. La automovilística alemana lanzó al mercado la gama BMW i el pasado noviembre, con unas previsiones de ventas de 10.000 unidades en 2014. Sin embargo, a las pocas semanas de su puesta en el mercado, el BMW i3 ya contaba con 8.000 pedidos en firme, en su mayoría, para el vehículo 100% eléctrico, lo que apunta a una mejora de previsiones de venta para el conjunto del año.

Como parte del acuerdo, Schneider Electric ofrece a los clientes de la gama BMW i un paquete de servicios complementarios a la instalación de una estación de carga en su casa o garaje. Así, un instalador de la compañía revisa previamente la instalación eléctrica de la casa particular o garaje para verificar la viabilidad del punto de carga. En caso de que la instalación no cumpla con los estándares establecidos, se modifica hasta dejarla conforme para poder montar la estación de carga. Una vez instalado y en funcionamiento, Schneider Electric proporciona un servicio postventa de mantenimiento.

El punto de carga BMW i  Wallbox permite realizar cargas de forma inmediata, es decir, simplemente dando al botón de inicio una vez conectado el cable, o de forma retardada, a través de un temporizador. En cuanto al apagado, también cuenta con dos funciones. Por un lado, el apagado automático, una vez la batería está completamente cargada, o el apagado manual, que se consigue pulsando el botón de apagado.

El sistema de carga de Schneider Electric aúna seguridad y facilidad de uso. Así, los usuarios de BMW i ganan en seguridad ya que no tendrán que parar para cargar la batería del coche, sino que este proceso se llevará a cabo de forma automática siempre que el vehículo esté estacionado en casa. En cuanto a la seguridad, BMW i Wallbox está diseñado para funcionar en condiciones extremas sin que se produzcan  sobrecalentamientos. Además, en ningún caso los usuarios notarán interrupciones del flujo eléctrico en sus casas.