Inicio Reportajes La preocupación del brexit en el mundo empresarial

La preocupación del brexit en el mundo empresarial

0
21

El brexit está dando más de un quebradero de cabeza al mundo empresarial, político, económico y a la sociedad en general, y son muchas las preguntas que están surgiendo en torno a qué ocurriría si el Reino Unido abandona la Unión Europea.

A nivel económico, la compañía de seguros Crédito y Caución, reveló, a finales de diciembre, que la posibilidad de un brexit no negociado podría suponer un impacto económico para el Reino Unido, impacto que para la Unión Europea sería mucho más moderado.

Otras de las previsiones que abordó la aseguradora indicaban que el abandono del espacio común europeo sin un acuerdo supondría el fin de la libre circulación de bienes, servicios, capital y personas, por lo que todo ello se vería afectado. Su PIB se desaceleraría hasta el 0,5% y con una libra esterlina más débil, habría una menor demanda de importaciones del Reino Unido, en un euro relativamente más fuerte que empeoraría la competitividad de las exportaciones de la eurozona a UK. Si bien, aseguraban que los probables incentivos fiscales y monetarios amortiguarían el impacto del brexit, evitando la recesión.

Sin embargo, la situación de un brexit duro reportaría, según la aseguradora, un impacto positivo de 0,17 puntos porcentuales en el crecimiento de la eurozona, aunque en 2020 caería 0,35 puntos porcentuales. El euro también se depreciaría, aunque menos que la libra, lo que impulsaría las exportaciones de la eurozona a otros mercados. El efecto sería más intenso en las economías con los vínculos comerciales más fuertes con el Reino Unido, en el caso de España el retroceso se limitaría a un 0,2.

Junto a la situación económica algo que preocupa, en gran medida, es qué ocurrirá con la protección de datos de los ciudadanos europeos residentes en el país y para las empresas con negocios en suelo británico.

Desde Entelgy Innotec Security, la división de Entelgy especializada en ciberseguridad, reconocen que si se produce un brexit blando el GDPR seguirá aplicándose durante el periodo de transición fijado por el acuerdo, dejándose un periodo hasta el 31 de diciembre de 2021 para firmar nuevos acuerdos con la Unión Europea, incluidos los relacionados con la protección de datos. Pero, en caso de un brexit duro, se necesitarían acuerdos de puerto seguro y cumplir con una serie de requisitos, creándose un vacío legal para las empresas europeas que trabajan con datos en ese país.

Puede descargar el documento aquí

Publicidad