sábado, abril 4, 2020
Inicio Noticias Soluciones para los datos no estructurados

Soluciones para los datos no estructurados

0
71
datos-no-estructurados-directortic-madrid-españa

Uno de los mayores problemas para las empresas son los datos no estructurados. Gartner prevé que las empresas triplicarán el volumen almacenado de los mismos durante el próximo lustro, algo que será un problema para las soluciones de almacenamiento tradicionales que no han sido diseñadas para manejar tal cantidad de datos.

Ante esto, Fujitsu se ha asociado con Qumulo, empresa especializada en almacenamiento de archivos en la nube híbrida, con el objetivo de ofrecer soluciones de almacenamiento NAS de escalamiento horizontal local. Pero también proporcionar las ventajas de flexibilidad y costes de almacenamiento cloud. Gracias a esta nueva alianza la multinacional nipona incorporará en su portfolio el software de almacenamiento de archivos en la nube híbrida de Qumulo.

La unión entre ambas compañías permitirá a las organizaciones hacer frente a las grandes cantidades de datos que se generan a un ritmo cada vez más rápido. Fujitsu está desarrollando una solución moderna que permitirá abordar las necesidades de datos no estructurados desde la consolidación hasta la visibilidad, el procesamiento y la retención.

El actual crecimiento de datos incluye rich media, vídeos de cámaras de vigilancia, LIDAR, diagnóstico por imágenes e IoT. Todos estos datos se almacenan en diferentes ubicaciones geográficas. Este hecho provoca que los responsables de TI tengan problemas adicionales a la hora de garantizar que los datos estén disponibles y on line, a una velocidad adecuada y para diferentes aplicaciones.

En este sentido Fujitsu ha apostado por un enfoque proactivo para este problema que pasa por la inclusión de la capacidad de Qumulo para transformar los sistemas de almacenamiento de las empresas en almacenamiento nativo de cloud híbrida. De esta manera la multinacional nipona ofrece a sus clientes cubrir todas sus necesidades de almacenamiento y protección de datos, como un componente clave para la transformación digital. Asimismo, los clientes tienen visibilidad y control en tiempo real de todos sus datos.