miércoles, septiembre 22, 2021
Inicio Noticias Las claves del éxito para el puesto de trabajo digital

Las claves del éxito para el puesto de trabajo digital

0
361
puesto-de-trabajo-digital-directortic-madrid-españa
Publicidad

El mundo laboral se encuentra inmerso en un proceso de cambio constante. Atrás quedaron los tiempos en los que para poner en marcha un ordenador tenías que esperar un largo rato, al igual que para abrir el correo electrónico o cualquier otra aplicación. Ahora los empleados trabajan de forma cada vez más flexible y, en consecuencia, más dinámica: desde casa, en una sala de conferencias, en la oficina o estando de viaje. Con ello, la actividad laboral deja de estar subordinada a un espacio y tiempo concretos. Sin embargo, estas nuevas formas de trabajo plantean grandes desafíos a las empresas, que se encuentran ante un contexto mucho más innovador, marcado por la tecnología.

De acuerdo con los últimos datos del estudio Transformación digital del empleado en España de Gartner, el puesto de trabajo digital es una estrategia empresarial para promover la satisfacción y el compromiso del empleado a través de un ambiente más digital. De hecho, la inversión en soluciones digitales tiene un efecto positivo en el comportamiento y desarrollo del empleado: con una mayor autonomía y mejor colaboración, el empleado será mucho más productivo.Las empresas que no sean capaces de dotar a sus empleados de las últimas tecnologías para los puestos de trabajo digitales están en una clara desventaja respecto a sus competidores. Además, la capacidad creativa de los trabajadores aumenta al dotarlos de nuevas tecnologías. No hablamos solo de dispositivos si no del puesto de trabajo en su totalidad. El puesto de trabajo digital comprende datos, movilidad, seguridad, comunicación, colaboración y lo más importante, las personas. El objetivo final reside en la agilidad y rapidez para acceder a los datos.

Aunque cada puesto de trabajo digital es diferente, hay una serie de factores comunes entre ellos para lograr que sea efectivo.

  • Dispositivos. Cada tipo de usuario debe tener dispositivos y sistemas con un rendimiento acorde a su uso. Para eso hay que definir muy bien los perfiles de usuario antes de adquirir los dispositivos y en base a esa información definir el dispositivo adecuado para cada perfil, ya sea para un usuario administrativo, avanzado, diseñador, directivo etc.
  • Movilidad. Hay que dotar a los empleados de movilidad para que puedan trabajar desde fuera de la oficina con conexiones seguras por VPN, incluso dentro de la empresa, moverse por las diferentes sedes y estar siempre conectado, gracias a una comunicación de redes global. Para conseguir esta movilidad hay que dotar a las empresas de una infraestructura de red global, inteligente y segura, capaz de crear conexiones desde cualquier lugar de forma segura y rápida.
  • El acceso al dispositivo tiene que estar totalmente securizado, con acceso protegido con contraseña y sistemas biométricos como huellas dactilares. Los datos almacenados en el dispositivo deberían estar encriptados con herramientas como BitLocker También es importante la protección física con candados para evitar la sustracción.
  • Productividad con herramientas colaborativas y comunicaciones unificadas como, Cisco Webex, Microsoft Teams o GoToMeeting, que permiten tener reuniones online por videoconferencia y compartir contenido al mismo tiempo, con el ahorro que esto supone en tiempo y desplazamientos al tratarse de reuniones online.
  • Formación. De nada sirve dotar de las mejores herramientas a los empleados si no tienen el conocimiento para manejarlas y sacarles el máximo partido. Por eso, cada nueva herramienta que se pone a disposición del usuario debe ir acompañada de su correspondiente formación.
  • Gestión y mantenimiento de los dispositivos con herramientas como HP DaaS, que monitorizan en todo momento el estado de los dispositivos, con la capacidad de predecir fallos de hardware y software para anticipar la resolución de una avería antes de que se produzca.
  • Ergonomía. Con un puesto de trabajo con sillas y escritorios ergonómicos, que permitan la regulación en función de las características de la persona, evitaremos posturas que produzcan lesiones y bajas laborales.

En definitiva, el puesto de trabajo digital se ha convertido en un reto prioritario para las empresas y debe formar parte de su estrategia de negocio. Una vez implementado, aumenta la productividad y el bienestar del usuario, lo que repercute a su vez en el bienestar general de la empresa y los resultados de negocio.

Marcos Jaria

Project manager Bechtle Direct

 

 

 

 

Publicidad