martes, julio 7, 2020
Inicio Noticias El reto de digitalizar los negocios digitales

El reto de digitalizar los negocios digitales

0
102
digitalizar los negocios digitales-directortic-taieditorial-España

Armonizar y uniformar la creación de las start-ups y la fase de construcción de las infraestructuras tecnológicas, es la especialidad de Antai Venture, si bien, cuentan como aliado con Nubalia que, con su especialización en la plataforma Google Cloud, potencia los nuevos negocios al permitir una activación rápida desde el primer minuto de los procesos de desarrollo, despliegue y monitorización de las aplicaciones cloud-native.

Antai Venture es una “Company Builder” de negocios digitales, especializada en cofundar, lanzar y escalar start-ups digitales con una gran agilidad. Su objetivo es tratar todo el proceso de construcción de las start-ups de manera integral, desde una primera fase de identificación de oportunidad de negocio, donde buscan los socios cofundadores para construir la nueva empresa, y tras pasar por fases como alinear la visión de empresa con el go-to-market, llegar al bootstrapping o momento de encendida de motores de la nueva compañía.

Para dotar a las empresas de la tecnología más avanzada cuentan con Google Cloud Platform de la mano de Nubalia. Algo que les permite minimizar los tiempos de bootstrapping proveyendo soluciones prefabricadas o precocinadas según el tipo de negocio, estar en el estado del arte de la tecnología para seguir atrayendo talento y garantizar que las fases de escalado de negocio, volúmenes, usuarios sean sostenibles tanto a nivel de plataforma como de costes.

“La creación de una nueva empresa siempre está relacionada con una propuesta de valor clara y transparente para el cliente final”, comenta Aldo Chiecchia, Partner y CTO de Antai.  El valor será tanto mayor cuanto más disruptivo y novedoso se presenta el producto a este: hace 5 años era impensable el onboarding, o sea la activación, de un préstamo en el contexto de crédito al consumo a un solicitante en 5 minutos. “Hoy lo hacemos y parte del mérito es la existencia de una plataforma como Google Cloud Platform gracias a sus servicios puramente computacionales, de almacenamiento de datos, de procesado masivo de datos y de seguridad”, explica Chiecchia.

Los negocios lanzados por Antai pertenecen a distintos sectores digitales como e-commerce, anuncios clasificados de empleo, DNVB («Digitally Native Vertical Brand», salud, proptech (compra/venta inmuebles), insurtech y fintech. Hasta la fecha, la compañía ha cofundado más de 18 compañías que tienen un gran impacto en la sociedad, transformando la manera en que las personas realizan sus acciones más importantes o más cotidianas.

Google Cloud, como plataforma esencial para los nuevos negocios

Artai cada vez se enfoca más en industrias o verticales donde el procesado de datos, desde la recogida en el punto de interacción con el usuario hasta el almacenamiento en un data warehouse es crucial. Al día de hoy es imprescindible tener una política clara de cómo controlar estos procesos de ingeniería de datos (data engineering): cuando todo está en su sitio, conocer el pasado y el presente de tu negocio te ayuda a calibrar el rumbo. Gracias a la accesibilidad de las herramientas de análisis de datos como AutoML o AI Platform, es fácil estimar el futuro y empoderar a los decisores que solo se servían de analítica descriptiva y puedan responder a preguntas muchos más ambiciosas tal como, » ¿cómo hago que algo ocurra en mi negocio»? “Google Cloud Platform está haciendo un enorme esfuerzo para simplificar la manera de operar las tecnologías que destapan estos tipos de previsiones, podemos usar el término muy ubicuo y de moda de Machine Learning/Big Data”, resalta el CTO.

La compañía ayuda a las nuevas empresas igualmente con una orquestación o sistema capaz de configurar, coordinar y gestionar de manera autónoma el software. “Creo que una definición más interesante sería la de una plataforma que permite alinear los intereses de un negocio con el software, los datos y la infraestructura”, indica Chiecchia. Gracias a estas tecnologías los equipos técnicos de ingenieros y desarrolladores pueden describir los recursos necesarios para que una dada aplicación funcione, como un servidor web o una base de datos, con los mismos paradigmas con que escriben los programas y el software que responde a una necesidad de negocio. La empresa acerca “el hierro” de los servidores al lenguaje natural de las empresas que son sus reglas de negocio y propuesta de valor.

Y todo ello de forma segura. “Consideramos la seguridad como un aspecto clave: es la razón de nuestra elección de Google Cloud Plataform (GCP) como base principal para el análisis de datos en sectores sensibles como health tech o consumer finance”, matiza Aldo Chiecchia. Interesa especialmente la alta configurabilidad de los roles para los propios usuarios de GCP, como la redundancia y fiabilidad de las soluciones de almacenamiento y la posibilidad de seleccionar las zonas de los datacenters.  “En este sentido, creo que el acuerdo entre Google y Telefonica realizado recientemente que dará luz a una nueva región global en España, beneficiará todos los negocios y las industrias españolas especialmente reguladas o que necesitan de un nivel adicional de credibilidad, tanto para posibles migraciones o nuevos productos”, especifica el responsable tecnológico.

Contar con la mejor experiencia en GCP

Para llevar a cabo toda la implementación, Antai cuenta con Nubalia como socio tecnológico. En palabras de Aldo Chiecchia: “Nubalia nos ha ayudado desde el principio a visualizar cómo las soluciones de GCP podían encajar en el tipo de negocios y tecnologías con que operamos. En concreto nos han proporcionado acceso directo a expertos y formadores, colaborado con la organización de eventos internos de formación y en algunos casos ayudado con la resolución técnica de ciertas incidencias o problemas que no eran de fácil solución”. Nubalia les permite ofrecer valores como la cercanía y el interés, la voluntad de apoyar activamente las iniciativas de acercamiento a productos o servicios ofrecidos por GCP y el acceso, aunque indirecto, a Google para temas tantos técnicos como de ayudas al entorno start-up.

En cuanto a la implementación de los proyectos varía si bien, normalmente “tardamos de tres a seis meses para tener un MVP (minimun Viable Product) validado y funcionante, con tracción comprobada”.  Evidentemente el desarrollo del producto o del servicio, normalmente basados en Web, o App smartphone, es específico de cada empresa. Es necesario preparar todo el entorno para que, en el momento que se empiece a producir, todos los procesos y las piezas estén al estado del arte. Con GCP estamos aplicando estos tipos de metodologías no solo al software sino al procesado de los datos y a los modelos de machine learning. “Construir estas «fábricas de código» conlleva un esfuerzo de horas, no días o semanas de trabajo. Evidentemente lo duro es lo que viene después de la apertura de la fábrica, sin embargo. ahora somos capaces de reducir este tiempo inicial a lo mínimo”, matiza Chiecchia.

Se trata de una tecnología preparada para el futuro pues, “aunque siempre hay un riesgo de obsolescencia que afecta a todos, lo que es importante por un lado es escoger tecnologías abiertas, libres y documentadas”. Esto es un gran punto a favor de Google, que siempre ha apostado, en su modelo de Open Cloud, para el software libre, participando y potenciando las comunidades que han desarrollado y que mantienen los productos que Google ofrece. Incluso algunos productos propietarios de Google, como Cloud BigTable, se benefician de interfaces compatibles con estándar open source: “evitar el vendor lock-in sea quizás el primer factor para evitar quedarse atrapados a un producto o proveedor específico y es una perspectiva muy compartida por la comunidad de desarrolladores”, prosíguele CTO de Antai. “El otro punto importante es intentar apostar para soluciones portables: antes hablamos de orquestación y en este sentido siempre intentamos construir software cloud-native, o sea que se case con la definición que vimos arriba y que permitan su escalabilidad, agilidad de cambio, ubicuidad”, concluye.