Inicio / Estrategia IT / Gfi España: “La mediana empresa es nuestra asignatura pendiente”

Gfi España: “La mediana empresa es nuestra asignatura pendiente”

Con presencia en 20 países y casi medio siglo de vida, el Grupo Gfi decidió implantarse en nuestro país hace dos décadas, tiempo en el que han conseguido más de 1.000 clientes, poniendo el foco sobre todo en sectores como banca y seguros, telecomunicaciones y Administración Pública.

La salud de esta consultora se refleja en los buenos datos que la compañía está cosechando. Datos que se traducen, asimismo, en la contratación continuada de nuevos empleados: 800 el año pasado, cifra que ascenderá a 700 más en este 2018. De momento ya han incorporado a 320 en plantilla y a 100 becarios y subcontratados más. ¿Qué buscan? Talento, pasión por el trabajo y habilidades técnicas, afirma Carlos Muñoz, CEO de Gfi España.

 ¿Cuáles son los rasgos diferenciales de Gfi España en el mercado nacional?

Tenemos el mismo espíritu que el resto del Grupo, con la idea de ser una organización global, pero con una vocación local, intentando adaptarnos a cada región en la que operamos, con nuestras propias características.

Uno de nuestros rasgos más característicos es nuestro compromiso con el cliente, la excelencia en el delivery y la flexibilidad.

¿Cómo definiría a la empresa en dos frases?

Buscamos ser un socio para nuestros clientes. Para nosotros el corto plazo no es lo más importante, sino dejar un buen recuerdo.

2016 significó el comienzo de una nueva etapa, con la entrada de un nuevo accionista: Mannai Corporation, con el que pretendían llevar a cabo una nueva estrategia, acelerando el desarrollo de la marca. ¿En qué ha consistido esta estrategia en España?

En acelerar el crecimiento del grupo. Desde hace dos años estamos en una política de crecimiento orgánico e inorgánico, que está dando sus frutos.

El ADN de la compañía no ha sufrido ningún cambio, pero nos ha permitido obtener más recursos para conseguir nuestros objetivos, que pasan por doblar nuestra facturación en el año 2020. En 2016 ganamos 1.000 millones de euros en todo el Grupo. En 2020 pretendemos facturar el doble.

En España hemos crecido a doble dígito en los últimos años y este año esperamos conseguirlo también.

¿Qué tipo de adquisiciones están llevando a cabo?

En 2016 compramos Efron y ROFF. Efron la hemos integrado completamente. ROFF es la marca de SAP para todo el Grupo. Este año hemos conseguido la empresa Gesfor en México, que factura 12 millones de euros.

¿En España van a adquirir alguna compañía este año?

Estamos examinando varias posibilidades: compañías parecidas o complementarias a la nuestra.

Buscamos entrar en mercados en los que no estamos, o estamos de forma más débil, complementar nuestro perímetro. Comprar un negocio sobre el que podamos construir y apalancarnos para crecer.

¿Qué nuevas líneas de negocio les gustaría abrir?

Estamos prácticamente en todas. En España estamos desarrollando negocio SAP, utilizando la marca ROFF. Hace un par de años nuestra presencia en SAP era muy reducida en España, pero ahora hemos conseguido una serie de contratos.

También queremos entrar en el mercado de defensa, en el que no estamos y empezamos a adentrarnos en el aerospacial.

¿Cuál es el papel que Gfi España está desarrollando en torno a la Transformación Digital?

Ayudamos a los clientes a hacer su transformación digital. Les hacemos ver cómo pueden transformar toda la infraestructura informática y técnica, para que puedan cambiar su modelo de negocio y sus procesos.

¿Qué penetración tienen en la mediana empresa?

No tenemos una gran penetración. Es una de nuestras asignaturas pendientes.

Algunas de las adquisiciones que estamos considerando podrían permitirnos una entrada más fuerte en este nicho.

¿Cuáles son los mayores desafíos para la empresa española en la transformación digital?

Imaginarse, reinventarse como compañía, porque transformación digital significa cambiar la forma en la que hacemos las cosas. Al final es una mezcla de imaginación y visión tecnológica, y sobre todo valor porque uno tiene que apostar por algo que no está muy claro muchas veces.

En la transformación digital una de las figuras imprescindibles es el CIO. ¿Cuál es su relación con el mismo?

Es una de las principales figuras, pero en la transformación digital la relación no es únicamente con el CIO, sino también con el CEO y muchas veces el director de ventas.

Las compañías tienen que reinventarse y esto significa tomar decisiones muy fuertes y muy duras sobre los procesos internos de la compañía.

¿Cómo se está reinventando Gfi España?

Estamos abriendo más el perfil de soluciones tecnológicas sobre las que estamos trabajando, experimentando y corriendo más riesgos en todo lo que se refiere a nuevas tecnologías y procesos de negocio.

Cada vez más intentamos imaginar cómo es el negocio de nuestro cliente, intentando proporcionando ideas sobre cómo ese negocio puede evolucionar.

Tras la Transformación Digital de la banca y la sanidad, les seguirá el sector de los seguros. ¿Por qué han tardado tanto en dar el salto y cómo se presenta la Transformación Digital del mismo?

Yo creo que en España ha tenido que ver en esto la crisis. Muchas compañías aseguradoras están repensando sus sistemas de procesos y estamos colaborando con bastantes de ellas en sus procesos de decisión para cambiar sus core. Un gran número de las mismas están pensando en nuevas formas de vender los seguros.

Por poner un ejemplo, nosotros hemos estado hablando de pago por uso en el seguro, de tal manera que lo que pagues dependa de si estás conduciendo un coche o no. Antes no se podía saber esto, ahora sí. Tenemos algún prototipo en este sentido. En el sector de la salud también trabajamos con alguna compañía donde se están tomando posiciones muy interesantes para hacer que la relación que hay con los médicos o con el hospital, cambie radicalmente.

Trabajamos con el Grupo Quirón que tiene proyectos espectaculares donde puedes ver cómo va a ser la sanidad del futuro.

Para el acompañamiento del sector seguros cuentan con su plataforma CLEVA Core Insurance. ¿Cuáles son las características de la misma y cómo van a acelerar la Transformación Digital de estos?

Es un core asegurador multi-rramo y multicanal, con muchos años en el mercado y numerosas referencias a nivel internacional, que combina una gran flexibilidad porque facilita adaptarse a los diferentes negocios de la compañía y es muy asequible en el apartado económico.

¿Cuáles son los mayores hitos conseguidos por Gfi España en la Transformación Digital de la banca?

Estamos trabajando para todos los grandes bancos del país. Contamos con una oferta amplia. Dotamos de un acceso cómodo a servicios nuevos o existentes, que pueden residir en sistemas antiguos.

Por otro lado, nuestra oferta en replataformado también es importante. Es decir, cambiar el software en un sistema host, o un sistema antiguo basado en mainframe, o en un sistema transaccional como tuxedo hacia plataformas más asequibles y a sistemas más baratos de operar y mantener. En este sentido, tenemos la solución Metaware, que permite amortizar la inversión que se hace en un año aproximadamente. Podemos hacerlo sin poner en riesgo el negocio del banco porque disponemos de una plataforma de testing.

También trabajamos en smart data, en el análisis del big data para intentar extraer patrones de comportamiento que ayuden a entender a los clientes, la oferta más adecuada, la mejor manera de comunicarla. Tenemos soluciones que permiten mejorar la relación con los clientes, facilitando la comunicación con los mismos. Incluso estamos experimentando con chatbots.

La ciberseguridad se ha convertido en un auténtico desafío para muchas empresas. ¿Dónde está poniendo Gfi el foco en este sentido?

También contamos con productos en este sentido como Gfi Keenaï, una suite de productos que permiten la alerta, detectar problemas en tiempo real e incluso construir un centro de operación de seguridad.

Disponemos de una suite de productos orientada a la gestión tanto de la seguridad, como de la detección de alerta temprana de los problemas que encuentren.

Han logrado figurar entre las empresas europeas más innovadoras. Teniendo en cuenta que la innovación es una de sus mayores premisas, ¿qué desarrollos están llevando a cabo en este sentido?

Todos los productos comentados son productos propios y en algunos estamos trabajando en este momento.

La robótica aplicada a los sistemas de banca o de seguros son tecnologías que empiezan a estar maduras, con las que llevamos trabajando unos años y donde estamos desplegando los primeros pilotos.

Estamos haciendo algo parecido en los sistemas sanitarios. Tenemos un proyecto en el mundo industrial, con una solución que hace mantenimiento predictivo. Por ejemplo, en el Grupo trabajamos con Rolls-Royce, tomando datos de los motores de 12.000 aviones. Utilizando la plataforma que hemos construido para ellos decide cuándo hay que sustituir una pieza, llevar a cabo el mantenimiento.

Esta idea también la estamos aplicando en sanidad, con la app smartdata a la sanidad. La medida es la misma: utilizar los datos que tenemos sobre los pacientes de atención primaria y del hospital para detectar cuáles son las personas que tienen más probabilidades de reingreso.

¿Esta innovación se lleva a cabo en España?

Sí, tenemos departamentos de I+D en todos los países cubiertos por el Grupo. Actualmente, más del 25 % de la plantilla trabaja en temas de I+D+i en el caso de España.

Además, tenemos fab labs, laboratorios de I+D, en París y Lisboa, donde probamos ideas con los clientes. Y queremos abrir uno en Madrid este año, donde probamos ideas con los clientes. Es como una especie de conjunto de herramientas. Nos juntamos con los clientes y vemos cómo podemos resolver algún problema de negocio.

La industria 4.0 todavía no está muy desarrollada en España. ¿Por dónde pasa el futuro de la misma a dos años vista y cómo Gfi va a contribuir a este desarrollo?

En industria no es donde mayor volumen de negocio tenemos como compañía. Este sector representa un 15 % de nuestra cifra de negocio, pero en España, donde más foco estamos haciendo, es en el mantenimiento predictivo.

En la industria está pasando un poco lo que ha pasado ya en las telcos. Tienes los sistemas operacionales, lo que se llama el OT, y los sistemas de información de IT clásicos. El IoT te permite recolectar información con la que podrás reconocer y fusionar estos dos mundos que por el momento pueden estar separados. Nosotros estamos apostando, en este proceso de fusión, donde creemos que tenemos valor añadido, en particular en el mantenimiento predictivo, donde consideramos que hay mucho negocio y mucho coste que ahorrar por parte de las empresas.

Las Smart cities tampoco son uno de sus grandes focos, pero están llevando a cabo iniciativas en este sector. ¿Cuáles son las oportunidades y los desafíos que presentan las mismas a Gfi España? ¿Qué soluciones aportan?

Sí trabajamos con varias plataformas de Smart cities, con la plataforma de TATA y con Fiware, una plataforma que en España está llevando Telefónica.

En Smart cities hay mucho cambio por delante, porque la tecnología ofrece más posibilidades de las que realmente se están utilizando.

En Gfi España tenemos soluciones para fomentar las relaciones con los ciudadanos. Contamos con una aplicación muy curiosa: City hub, que pone en el móvil del usuario un conjunto de aplicaciones que facilitan la relación con su ayuntamiento o con su organización local. Si la corporación municipal quiere enviar información a sus ciudadanos, también puede utilizar esta plataforma. Es una relación directa entre el municipio y los ciudadanos.

Tenemos soluciones de transporte, como una plataforma que permite analizar en tiempo real la red de transporte público, por lo que se pueden tomar medidas, sobre todo por parte de los autobuses, para evitar atascos, pérdidas, averías…

Firmes defensores de la necesidad del cambio de las personas para llevar a cabo la transformación digital y de la incorporación de los robots al mundo laboral. ¿Cómo ven la evolución del mercado español en este sentido?

Hay que entender qué son los robots, porque va más allá de las máquinas con brazos y piernas. Generalmente son productos software que alivian al ser humano de tareas repetitivas. Las organizaciones poco a poco van a tener que ir introduciendo estos procesos robóticos, aumentando la eficiencia y ahorrando en costes. El problema que hay que resolver es cómo se va a transformar el mundo del trabajo a partir de este momento. Es un problema serio.

Inma Elizalde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *