lunes, enero 25, 2021
Inicio Estrategia IT Buscando la eficiencia del negocio

Buscando la eficiencia del negocio

0
1178

Buscar la eficiencia del negocio es uno de los mayores retos a los que tiene que enfrentarse el CIO. Una eficiencia que viene marcada por la transformación del puesto de trabajo, la explotación del dato, la movilidad, la nube, la seguridad… en un momento en el que la agilidad se impone en el mundo de los negocios y los proyectos ya no pueden durar meses sin ejecutarse. ¿Qué hacer? Ir al ritmo que mercados y competidores están marcando, ya que el gran cambio que se está produciendo es la velocidad del negocio en cada una de sus áreas. Y es que ahora hay que lanzar nuevos productos, servicios y aplicaciones en la mitad del tiempo.

En seguridad el rol del CIO está cambiando, al darse cuenta que su organización necesita una respuesta inmediata y segura. Sin embargo les falta mucho por entender en esta materia, sobre todo en cuanto a movilidad se refiere y a las nuevas amenazas que giran en torno a las mismas ya que no se toman las mismas, precauciones en un PC que en un dispositivo móvil. ¿Qué debe hacer el director de tecnología? Comprender que la seguridad tiene que convertirse en un habilitador del negocio.

Movilidad y nube

Más allá de la seguridad, la movilidad también requiere una mayor atención. Tendencias como el BYOD constituyen un fenómeno en auge y un gran reto, al tomar el usuario la iniciativa, usando sus propios dispositivos móviles en el entorno laboral.

Y todo ello junto a la nube. El cloud es clave para el 38 % de los directivos tecnológicos. El CIO debe saber elegir entre las diferentes alternativas que tiene a la hora de llevar a cabo servicios nuevos, o de evolucionar los que ya tiene para construirlos en una nube privada, o utilizar a los proveedores que hay en el mercado. En este sentido, los proveedores de tecnología están aportando servicios apoyados en tecnología cloud y movilidad, con dispositivos que son una evolución en el puesto de trabajo, así como aplicaciones para trabajar en cualquier lugar.

La importancia de la hiperconvergencia

El CIO tiene que hacer que su empresa funcione de una manera ágil y los sistemas hiperconvergentes son fundamentales en este sentido, jugando un papel fundamental en la transformación digital de la empresa, asegurándose de que el sistema IT funciona bien y no le da problemas para que el negocio siga avanzando.

Ese avanzar, intentando hacer fácil lo difícil, puede permitir al CIO un gran ahorro y niveles de disponibilidad y seguridad muy superiores a soluciones más o menos equivalentes en costes.

Una arquitectura tecnológica que combina la computación, el almacenamiento, las redes y la virtualización en la misma caja.

Un administrador de TI puede comprar los componentes clave de infraestructura en un solo dispositivo, en lugar de comprarlos por separado, de ahí viene la reducción de costes frente a las TI convencionales, reduciendo, al mismo tiempo, “la huella” del centro de datos y aliviando las demandas de atención y alimentación de múltiples sistemas discretos.

Sin embargo, para algunas de las voces más importantes del mercado, los sistemas hiperconvergentes no son una gran revolución sino un elemento más para cubrir cualquier necesidad. No vienen para revolucionar el centro de datos ni a desplazar a la mayoría de las arquitecturas tradicionales sino a complementarlas. Eso sí, llegan para acabar, o al menos lo intentarán, con los silos del almacenamiento, de las redes, de la computación… aunando los mismos, simplificando la gestión y el crecimiento del entorno.

Otra de sus ventajas pasa por la escalabilidad de una manera diferente a como lo hacíamos antes, algo fundamental si tenemos en cuenta que una de las mayores necesidades que va a tener el CIO va a ser la creciente demanda de escalado rápido.

Almacenamiento

Según un estudio de EMC, cuatro de cada diez CIO consideran que uno de sus grandes retos pasa por extraer valor de los grandes volúmenes de datos que almacenan sus compañías. Un almacenamiento en el que cada vez más adquiere más fuerza un nombre: Flash, y es que según IDC, en el tercer trimestre del año pasado mientras que el mercado de sistemas de almacenamiento externo en EMEA caía casi un 10 %, y los sistemas de disco duro tradicionales un 27 %, el mercado Flash crecía exponencialmente con los sistemas All-Flash en un 75,4 % y los arrays de Flash híbrido un 7 %. En España los discos Flash crecieron alrededor de un 25 %. En 2016 se espera que el crecimiento gire en torno al 30-40.

¿La razón? Su mejora de rendimiento frente a los discos tradicionales, reduciendo los tiempos de respuesta, junto a un incremento de densidad de almacenamiento importante y un menor consumo de alimentación. Y todo ello sin olvidar que puede ayudar a reducir los costes de las licencias de software mediante el aumento de la carga de trabajo de los núcleos CPU.

Inma Elizalde