domingo, junio 7, 2020
Inicio Cloud IBM «encierra» la transformación digital en su primer «Cloud Garage» español

IBM «encierra» la transformación digital en su primer «Cloud Garage» español

0
343

Hace el quinto en Europa y el decimotercero en el mundo. IBM ha inaugurado su primer “Cloud Garage” en España. Y lo ha hecho en Madrid, en las instalaciones que la empresa Barrabés tiene en la capital, con idéntico propósito con el que se rige el resto de centros: ayudar a las empresas a transformarse a través del cuarteto que marca el paso tecnológico: la nube, la inteligencia artificial, blockchain y la seguridad. “Las empresas deben dar un salto adicional en los procesos de transformación digital que han iniciado y que deben impactar en su negocio”, señaló Marta Martínez, presidenta de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel.

La nube marca este camino. “Es la gran facilitadora de la transformación digital y de la innovación”, recordó Javier Valencia, responsable del negocio cloud de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel. Un camino que no se torna corto: el 80 % de las cargas siguen residiendo en entornos tradicionales y el 20 % restante, que sí que reposa en la nube, responde a modelos de Infraestructura como Servicio (IaaS), que “no añade valor al negocio”, recordó. La variedad de proveedores en estas lides cloud que exhiben los clientes no reduce la complejidad pero sí concede más riqueza. “El 85 % de los clientes de IBM tiene más de un proveedor en la nube; lo que es muy positivo porque asegura que cada cliente opte por la tecnología que mejor se adapte a lo que necesita”, señaló. Para asegurar esta multiculturalidad, IBM presume de contar con una tecnología abierta a cualquier sabor en la nube. “Las empresas necesitan arquitecturas abiertas”, reiteró Martínez.

Inteligencia artificial y blockchain

IBM ha presentado la primera plataforma para servir a cualquier inteligencia artificial. La presidenta, que aseguró que con la inteligencia artificial está pasando lo mismo que con lo que pasó con Internet, remarcó que lo más importante es “ver qué usos podemos darle”. La compañía cuenta con más de 20.000 casos de uso en el mundo (entre ellos muchos en España como es el caso, por ejemplo, del asistente que ya usa CaixaBank o la automatización en la tramitación de las pólizas que ha llevado a cabo Helvetia Seguros). “Exige también tecnologías abiertas y explicables”, recordó. Y no se trata, a su juicio, de reemplazar al ser humano. “Queremos aumentar la capacidad intelectual”, corrigió. “Sin olvidar nunca que la información siempre pertenece a los clientes”.

El desarrollo del blockchain parece ir a buen ritmo en Europa. “IBM lidera esta disrupción en España”, aseguró. Ejemplos como el de Caixabank (con su plataforma para desarrollar las transacciones internacionales), Telefónica (para ayudar a evitar el fraude en la gestión del roaming y de las llamadas internacionales) o Carrefour (para la gestión de sus productos frescos) son una buena muestra.

La seguridad

No olvidó la seguridad. Martínez recordó que en 2021 el daño que provocará la ciberdelincuencia alcanzará los 2.000 millones de dólares. La complejidad que presentan los sistemas de seguridad de las empresas no facilita la tarea. “Las empresas utilizan, de media, 80 productos distintos de 40 proveedores diferentes”, recordó. “Y solo usan un 20 % de sus funcionalidades”, remató. El mensaje “abierto” también alcanza este segmento. “Contamos con una plataforma abierta que se integra con el sistema”.

Tasa digital  

En relación a la tasa digital que prepara el gobierno para gravar determinados servicios digitales, la presidenta defendió que “debe tener coherencia a nivel europeo”. Recordó que el gigante azul siempre ha cumplido con sus impuestos en España, “y por nuestro tamaño y actividad en este país, el volumen siempre ha sido relevante”. “Y así seguiremos haciéndolo porque resulta fundamental para beneficiar a la innovación”.

A pesar de las voces que parecen anunciar en España una cierta recesión económica, la presidenta aseguró que en el mercado tecnológico se mantiene mucha actividad. “Las empresas siguen viendo que la tecnología les ayuda en sus procesos de negocio”.