viernes, noviembre 27, 2020
Inicio Noticias La pasión debe acompañar a la transformación digital

La pasión debe acompañar a la transformación digital

0
113
pasion-directortic-madrid-españa

Que la transformación digital es un proceso imparable, es un hecho. Pero que uno de los miedos que existen a la hora de abordarlo es el del fracaso, también. Así lo puso de manifiesto Silvia Leal, experta en innoliderazgo, en el Foro Asesores que Wolters Kluwer ha llevado a cabo en Madrid. Miedo, que tal y como indicó, es un mecanismo de supervivencia. “Las empresas tienen que sumarse a esta transformación”, insistió, “aunque exista ese riesgo”.

Los datos avalan que los directivos lo tienen en mente. Un 84 % de los mismos saben que tienen que sumarse a este proceso, indicó Silvia Leal. La OCDE indica que en el año 2025 habrán desaparecido 75 millones de empleos de los que hoy conocemos, pero se habrán creado 173 millones. En España podrían generarse unos 2,5 millones. Por ello, aunque algunas personas vean el proceso de destrucción de empleo como traumático, a corto plazo, a medio y largo será algo positivo, resalta la experta.

¿Cómo innovar sin riesgo? Para Silvia Leal la clave está en las personas. Y la pasión, en su opinión, es un elemento fundamental que tiene que acompañar a las mismas. “La pasión implica el 35 % del éxito de todo lo que hacemos y fideliza en un 50 % a los clientes”, afirmó. Y todos podemos liderar el proceso de transformación digital, solo hay que tener determinación, recordó.

Leal también aportó varias recomendaciones. En primer lugar, es aconsejable ver qué hacen los demás para ver si nos sumamos a ello. Formarse sería el segundo paso. Experimentar sería el siguiente porque, tal y como dijo, “no podemos valorar una tecnología sin experimentarla”. Y, por último, contar con alguien que nos acompañe en el proceso de transformación digital, contar con los mejores socios.

“Hay cosas que hacemos mejor los humanos y otras la tecnología, por lo que hay que ver qué podemos hacer que aporte humanidad”, finalizó.