miércoles, enero 27, 2021
Inicio Infraestructura Data Center Nuevo escáner Kodak serie i3000 de Kodak

Nuevo escáner Kodak serie i3000 de Kodak

0
847

Kodak Alaris acaba de lanzar sus escáneres de sobremesa serie i3000, que amplían la gama de productos para proporcionar digitalización de tambor y de cama plana en una pequeña unidad integrada. Con capacidad de digitalizar formatos hasta A3, los cuatro modelos (KODAK i3200, i3400, i3250 y i3450) completan la gama de productos de escáneres e incluyen características.

Con un tamaño de 43 cm x 37 cm, los serie i3000 son los escáneres de producción de bajo volumen más compactos de la cartera de productos de Kodak Alaris, que ha sido diseñada para optimizar rápidamente los procesos de gestión de documentos en sectores que utilizan gran cantidad de papel, como por ejemplo los centros de atención sanitaria, los bufetes de abogados, la banca y los seguros, o los numerosos departamentos con un gran volumen de uso de papel, como los de finanzas, ventas, operaciones y RR.HH.

Las velocidades de digitalización del escáner Kodak i3400 han aumentado de 80 a 90 páginas por minuto a un máximo de hasta 300 puntos por pulgada (ppp), con un volumen diario recomendado de 20.000 páginas.

En particular, con velocidades de hasta 50 páginas por minuto a 200 y 300 ppp, el escáner dúplex Kodak i3250 tiene un volumen recomendado de 15.000 páginas por día en modo de tambor y viene con iluminación LED dual para garantizar arranques de digitalización rápidos, así como claridad de imagen y estabilidad de color. La versión de mayor capacidad, el i3450, ofrece velocidades de digitalización de hasta 90 páginas por minuto y 20.000 páginas diarias.

Todos los escáneres KODAK serie i3000 tienen un alimentador automático de documentos (ADF) de 250 hojas que permite a los usuarios escanear de manera cuidadosa y eficiente documentos de distintos tamaños en un lote, sin perder tiempo en la recarga continua del alimentador. Al mismo tiempo, una vía trasera de salida seleccionable permite que los escáneres puedan trabajar con documentos en papel más grueso o con elementos de una longitud de hasta 4,1 metros, características que los convierte en ideales para digitalizar documentación específica como, por ejemplo, la médica. Asimismo, una impresora de escaneo posterior está disponible como accesorio para que los documentos puedan sellarse con una referencia personalizable, una fecha o un código una vez procesados.