Inicio / Infraestructura / Comunicaciones y conectividad / Computación cuántica, con nombre de mujer

Computación cuántica, con nombre de mujer

Para IBM el futuro de la computación pasa por la computación cuántica, al considerar que la misma podrá solventar problemas que hoy en día son imposibles de resolver. Así lo confirma Antonio Córcoles, científico de computación cuántica de IBM Research, quien reconoce que la multinacional se ha centrado en hacer accesibles sistemas de computación cuántica avanzados, escalables y universales, a clientes para que estos exploren aplicaciones prácticas.

“Estos últimos avances en hardware son el resultado de un desarrollo de tres generaciones desde que IBM lanzara el primer ordenador cuántico online en mayo de 2016”, apunta. “Esta iniciativa, llamada IBM Q Experience, incluyó sistemas de 5 y 16 qubits a los que cualquier persona podía acceder gratuitamente. Desde entonces, IBM ha llevado al entorno online un sistema comercial de 20 qubits”. En noviembre del año pasado, IBM construyó un prototipo operacional de 50 qubits. Un nuevo procesador que se expande a la arquitectura de 20 qubits y estará disponible en los sistemas IBM Q de próxima generación.

Otras iniciativas

“Además de estos sistemas, IBM sigue ampliando su robusto ecosistema de computación cuántica, que incluye herramientas de software de código abierto, aplicaciones para sistemas, así como materiales educativos y formativos”, prosigue el experto. La modalidad abierta de acceso e investigación es clave para acelerar el aprendizaje y la implementación de la computación cuántica. Actualmente más de 85.000 usuarios han realizado 4 millones de experimentos cuánticos y se ha impulsado la publicación de más de 80 artículos científicos por parte de terceros.

Otra iniciativa dirigida a aumentar este ecosistema de investigadores cuánticos y desarrollo de aplicaciones, ha sido el despliegue del proyecto QISkit (www.qiskit.org), un kit de desarrollo de software de código abierto para programar y ejecutar ordenadores cuánticos. Científicos de IBM Q han ampliado QISkit con el objeto de que los usuarios puedan crear programas de computación cuántica y ejecutarlos en uno de los procesadores cuánticos de IBM, o en los simuladores disponibles de forma online.

Acercándolo a la universidad

Córcoles remarca el compromiso de IBM por expandir el acceso a los sistemas cuánticos y a sus capacidades a la comunidad de la ciencia y los negocios. Una de sus últimas acciones se ha encaminado hacia el mundo universitario, con el fin de impulsar la computación cuántica por parte de la comunidad universitaria y científica, a través de una plataforma en la nube de computación cuántica, llamada IBM Quantum Experience, que permite a los usuarios hacer experimentos y construir algoritmos sobre el procesador cuántico de IBM.

Alba Cervera, científica del Barcelona Supercomputing Center, es una de las personas que está experimentando con este procesador cuántico, a través de la OBM Quantum Experience. Cervera ha sido una de las ganadoras, a nivel internacional, de los premios IBM Q Awards, enfocados a poner de manifiesto que la innovación es clave más allá de los laboratorios de I+D de las empresas.

Cervera defiende el papel de la mujer y su visibilidad en el campo científico, en un momento en el que reivindica que el talento no distingue entre sexos, edades o clases sociales porque, aunque un gran número de personas solo sean capaces de nombrar a Marie Curie como científica, lo cierto es que hay muchas, apunta, entre ellas Rosa Menéndez, directora de CSIC, (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), o Teresa Rodrigo, quien forma parte de la directiva del Comité de Política Científica del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN), por poner algunos ejemplos.

En su opinión, demostrar que este no es un campo exclusivamente de hombres,,ayudaría a todas aquellas niñas que hoy opinan que están menos capacitadas que los hombres para llevar a cabo tareas tecnológicas, o relacionadas con las matemáticas o la física, algo que no es cierto.

El premio ha llegado gracias al tutorial que Alba Cervera ha realizado, con el fin de enseñar a utilizar el ordenador de IBM a quien desee hacerlo. Cervera ya trabajaba en la implementación de un algoritmo en el que su tutor y otros dos colaboradores habían estado trabajando en el año 2008, algo que se quedó en la teoría porque no se pudo implementar en aquella época, resalta. En la actualidad estaban probando cómo podría ser posible. Y Alba lo implementó en el ordenador de IBM.

Beneficios de la computación cuántica

“La computación cuántica es la computación que usa la mecánica cuántica para funcionar. Es la parte de la física que describe todo del mundo microscópico-átomos, moléculas…” recuerda. “Tiene propiedades extrañas que, en el caso de aplicarlo a la computación, cuenta con una serie de ventajas”, explica, “una de las principales pasa por, en lugar de tener bits, con ceros y unos, tenemos bits cuánticos que aparte de ceros y unos pueden ser una mezcla de ambos. Si sabemos explotar esa característica tan extraña, se pueden hacer los cálculos que un ordenador normal no puede llevar a cabo o se pueden realizar, pero en un tiempo mucho menor. Eso permite hacer muchas más operaciones al mismo tiempo que un ordenador normal”, especifica.

¿Cómo ha sido la evolución de la computación cuántica? Recuerda que en los años 80 todo quedaba en la teoría porque no había tecnología suficiente para llevarlo a la realidad.

En los 90 surgieron algoritmos más concretos, que demostraban el futuro que podía tener la computación cuántica, y comenzaron los primeros experimentos porque ya había un nivel suficiente. Al ver con experimentos que el ordenador cuántico podía ser una realidad, muchas empresas, como IBM, atisbaron todas las ventajas que podía llevar ese campo y ser pioneros en esta materia.

Para Alba Carrillo los avances conseguidos son espectaculares y reconoce que, “aunque muchas veces la universidad y las empresas trabajan cada uno por su lado, en el mundo de la computación cuántica estamos muy unidos. El ejemplo de IBM es una muestra de ello. Desarrollaron un ordenador cuántico, lo lanzaron al mundo de forma gratuita y abierta, para que cualquier persona pueda usarlo. Eso significa que podemos contar nuestra experiencia con ello, para que puedan mejorarlo”, subrayó.

Resolución de problemas

En los últimos años ha habido un boom y ahora todo el mundo está intentando remar en esa dirección. “Cada vez hay más inversión en esto. Es un campo que está en expansión, aunque nadie sabe muy bien qué va a ocurrir porque todo es nuevo”, manifiesta la científica.

Pero el horizonte es positivo a juzgar por sus palabras: “La computación cuántica va a resolver problemas que hasta ahora no se podía solucionar. Un ejemplo del que todo el mundo está pendiente es el de la criptografía, porque factorizar, que es como hoy en día se encripta, es muy difícil hacerlo con un ordenador clásico, pero mucho más fácil con un ordenador cuántico. El tiempo también se mejora en gran medida.Esto abre un nuevo paradigma para encriptar de manera diferente y ya hay muchas estrategias que se están desarrollando en esa dirección.

También se vería beneficiado todo lo relacionado con lo microscópico y la química, por lo que se podrían crear nuevos tratamientos, Así como los problemas de optimización como el tráfico.

Y, aunque reconoce que no se sabe muy bien cuándo llegará el gran ordenador cuántico, va subiendo de forma exponencial, sentencia.

Inma Elizalde

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *