lunes, octubre 25, 2021
Inicio Seguridad «Los técnicos son, casi siempre, los peores infractores»

«Los técnicos son, casi siempre, los peores infractores»

0
1271
Publicidad

Una vez más el punto de mira para la seguridad de la empresa se centra en el personal. Los administradores de las compañías probablemente piensen que su equipo de trabajo está compuesto por personas de confianza, pero lo que suelen olvidar es que estas personas también cometen errores que pueden llegar a suponer algunos de los mayores riesgos para la seguridad IT. 

Según una encuesta encargada por el proveedor de aplicaciones cloud Intermedia y llevada a cabo la asociación independiente de marketing Precision Sample, se desprende que las personas a cargo de los datos más sensibles de la empresa – el personal IT – suelen ser también los más propensos a participar en conductas de riesgo.

The 2015 Insider Risk Report es el título de esta encuesta en la que han participado más de 2.000 profesionales de varias empresas y que da a conocer que un 32 % de los trabajadores  IT reconocen haber dado sus credenciales de inicio de sesión y su contraseña a otros trabajadores, lo que supone una cifra bastante alta si se compara con la respuesta que dieron a la misma pregunta los trabajadores de otros departamentos. Solo el 19 % de los empleados que trabajan fuera del departamento IT aseguran haber dado sus credenciales o contraseñas.

«Los técnicos son, casi siempre, los peores infractores. Saben cómo saltarse los diversos controles que un equipo IT puede poner y, aunque se hace con la mejor intención, no consideran las implicaciones de riesgo o de seguridad», aseguraba Richard Walters, vicepresidente de administración de identidades y acceso en Intermedia.

Por otra parte hay que tener en cuenta a los trabajadores que pertenecieron al departamento IT y que dejaron sus puestos hace tiempo, al parecer un 28 % de estos los profesionales asegura que, durante algún tiempo, pueden continuar accediendo a su sistema pese a haber dejado su puesto y hasta un 31 % de estos, probablemente motivados por el despido, afirman que se llevarían los datos de la empresa si supiesen que pueden beneficiarles de alguna forma. Si comparamos estas cifras con las que ofrecen otros departamentos, solo encontramos un 13 % de ex-empleados con acceso a sus sistemas fuera del departamento IT y no llega a un 10 % los que se plantearían utilizar los datos a los que han tenido acceso.

En general, el 93 % de los encuestados admiten realizar prácticas poco seguras dentro del departamento de TI y estas prácticas pueden dar lugar a innumerables problemas para la empresa como, la pérdida o robo de datos, fallos de cumplimiento normativo o, en algunos casos, el sabotaje por parte de un empleado actual o anterior. Además, la nueva generación de trabajadores – conocidos como la generación del milenio – que han convivido toda su vida con la tecnología, según esta encuesta, son más propensos a poner a la empresa en una situación de riesgo. Este tipo de trabajadores, que se han sentido siempre cómodos con la tecnología que les rodea, están acostumbrados a trabajar con aplicaciones y terminales que pueden suponer graves problemas de seguridad, sobre todo porque en muchas ocasiones descargan estas aplicaciones sin esperar la aprobación de sus superiores. Estos empleados no tienen intención de poner en riesgo a la empresa, pero están tan familiarizados con determinados métodos de trabajo en los que interviene de forma directa la tecnología, que no aprecian el riesgo que esta supone.  A este tipo de conductas se las conoce como Shadow IT.

Publicidad