miércoles, mayo 25, 2022

Aunque el cibercrimen va a seguir con su negocio como tal, la incógnita va a ser qué sucede con el conflicto bélico

 

Desde nuestra redacción queremos ayudarle y para ello hemos desglosado el debate en varios apartados con el fin de que elija el que más le interese, haciendo click para dirigirle al contenido relacionado.
También es posible ver el vídeo completo e ir avanzando o retrocediendo gracias a la barra de tiempo situada en la parte inferior.

Los ataques se están incrementando fuertemente. ¿Cuál es la lectura que puede hacerse de la situación actual y cómo lo están viviendo los proveedores de seguridad?

Las perspectivas son buenas si tenemos en cuenta los últimos datos de IDC que dicen que dentro de las prioridades de inversión va a estar la ciberseguridad, sobre todo en la Administración. ¿Qué demanda la misma en este sentido?

A principios de año hablábamos sobre las tendencias esperadas para 2022, pero nadie esperaba la guerra entre Ucrania y Rusia. ¿Los ciberdelincuentes podrían cambiar su manera de atacar en este momento?

En un momento en el que el trabajo híbrido se ha implantado, se están incrementando los ataques. ¿Qué es lo que más preocupa a las empresas en materia de ciberseguridad y movilidad?

El ransomware sigue incrementándose. El año pasado el 57 % de las organizaciones europeas sufrió un ataque de este tipo que bloqueó el acceso a sus sistemas. ¿Se espera que se intensifique?

¿Cómo están gestionando las organizaciones los riesgos de llevar a cabo una estrategia multicloud?

¿Cómo proteger la gestión de usuarios, la identidad y el acceso?

¿Cómo cambiará el cibercrimen el conflicto bélico?

¿Cuál es la estrategia óptima a la hora de proteger los activos de las empresas?