POWER8: la respuesta de IBM en los tiempos del big data

POWER8: la respuesta de IBM en los tiempos del big data

Es la primera generación de procesadores optimizados para grandes volúmenes de datos y análisis basados en plataforma abierta. El lanzamiento de POWER8 supone la respuesta de IBM a las exigencias de las empresas en una época escrita por la pluma del big data. “Ofrecen grandes niveles de seguridad y rendimiento”, completa Asunción Gonzalo, product manager de Power Systems de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. “Y a un coste asequible de cara a mover aplicaciones a la nube”, remata.

Cualquier empresa, siempre y cuando haga un uso intensivo de los datos, cae bajo el embrujo de esta plataforma. “Materializa la innovación que IBM ha llevado a cabo a través de la Fundación OpenPOWER”, remarca. El gigante azul ha fructificado en esta plataforma una inversión de 2.400 millones de dólares y un desarrollo de más de tres años, incorporando además la innovación de cientos de patentes de IBM.

Concretamente, el procesador POWER8 es un chip de silicio que mide sólo 6,5 centímetros cuadrados e integra más de 4.000 millones de transistores microscópicos y más de 17 kilómetros de cableado de cobre de alta velocidad. “Esto supone la posibilidad de gestionar cargas de trabajo cada vez más complejas y a una mayor velocidad”, traduce Gonzalo. “En definitiva, los Power Systems POWER8 se han diseñado para aprovechar al máximo las posibilidades del big data y la analítica de datos”. Y aún más. “Ofrecen una mejor relación entre el rendimiento y el coste en entornos cloud sin menoscabo de la seguridad que requieren las aplicaciones basadas en datos”.

POWER8 versus x86

Inmersos en un mercado en el que la arquitectura Intel x86 ha alcanzado una máxima penetración de mercado en el mundo de los servidores y en el que Linux se ha consolidado como una alternativa creíble al Unix en el backend empresarial, la product manager tiene claro por qué un cliente debería optar por esta plataforma frente a un equipo orquestado bajo x86. “Son capaces de analizar datos hasta 50 veces más rápido que las últimas versiones de los modelos basados en x86”, asegura. “Algunas empresas han conseguido incluso ejecutar consultas analíticas mil veces más rápido, lo que les ha permitido reducir los tiempos de ejecución de varias horas a unos pocos segundos”.

Cualquier lenguaje

Lógicamente, su armonía con Linux es absoluta. Asunción Gonzalo reitera que para IBM, Linux es prioritario. “Queremos liderar el mercado de servidores Linux, tal y como lo hicimos con Unix”, recuerda. IBM ha invertido 1.000 millones de dólares en el desarrollo de sistemas Linux y otras tecnologías de código abierto en la gama Power Systems. Además de continuar con el soporte de Red Hat Enterprise Linux y SUSE Linux Enterprise Server, han añadido el soporte de servidores Ubuntu, muy popular en sistemas de sobremesa y en dispositivos móviles basados en cloud, que cuenta con 20 millones de desarrolladores en todo el mundo. Una apuesta que, como recuerda Gonzalo, no les hace  olvidar su tradicional compromiso de optimizar cargas de trabajo de AIX y sistemas i. “Los nuevos sistemas ofrecen un mayor rendimiento que la generación anterior”, asegura.

La acogida en España, donde la plataforma está disponible de manera efectiva desde el pasado mes de junio, ha sido buena: ya son más de 100 los clientes y 35 los business partners que los están usando. “Prevemos una demanda importante ya que estos sistemas satisfacen las necesidades que demanda el mercado y suponen una herramienta muy importante para impulsar la competitividad y la definitiva recuperación económica”.

El futuro, garantizado

La continuidad en el área de inversión y desarrollo de estos sistemas está garantizada. Gonzalo asegura que la intención de IBM es seguir investigando en el desarrollo de los semiconductores. El gigante tecnológico invertirá 3.000 millones de dólares en los próximos cinco años en I+D para ampliar los límites de la tecnología de semiconductores. “Entre nuestros objetivos figuran reducir el tamaño de los chips de los actuales 22 nanómetros hasta sólo 7, con las repercusiones que eso puede tener en campos como la física cuántica, los chips neuromórficos, etc.”.

[jwplayer player=»1″ mediaid=»12173″]

 

“POWER8: nuevas posibilidades para el big data, el análisis y la nube”

La irrupción de POWER8 abre un abanico de posibilidades nuevas en el campo del big data, el análisis de datos y la nube. El gigante azul incluye más memoria caché, nuevo nivel de memoria L4 y más ancho de banda, tanto de salida como de entrada, lo que asegura “un mayor rendimiento y una mayor capacidad para el análisis”, recuerda Asunción Gonzalo, product manager de Power Systems de IBM España, Portugal, Grecia e Israel.

[jwplayer player=»1″ mediaid=»12177″]

 

POWER8: la alternativa rentable a los sistemas x86

Fiabilidad, rendimiento y seguridad para el centro de datos. Es el trío de POWER8 para Asunción Gonzalo, product manager de Power Systems de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. Una triada que se une a otro componente básico: una relación muy competitiva entre el precio y el coste. “Aseguramos un 65 % de utilización de estos equipos”, afirma; “cuando el uso medio en el mercado se mueve en torno al 30 ó 40 %”. De esta manera, “las empresas pueden aumentar la carga de trabajo de cada máquina, lo que reduce el coste de los proyectos, tanto de hardware como de software”. En definitiva, “son una alternativa a los sistemas x86”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *